Blanqueo de capitales y criptoactivos: El Departamento del Tesoro de Estados Unidos publicó nuevas Evaluaciones de Riesgo para el lavado de dinero y la financiación del terrorismo.

El Departamento del Tesoro Estadounidense publicó recientemente sus evaluaciones de riesgo sobre blanqueo de capitales (NMLRA), financiación del terrorismo (NTFRA) y financiación de la proliferación (NPFRA).

En dichas publicaciones se analiza el impacto que tiene sobre la financiación ilícita factores como la pandemia de la COVID-19, los ciberataques y, como un punto de suma importancia, el incremento en la digitalización de los pagos y la utilización de los criptoactivos.

El Departamento del Tesoro otorga una definición en sentido amplio denominando a los criptoactivos como un “término amplio que incluye las llamadas monedas digitales, monedas estables y otros términos utilizados en la industria. Los criptoactivos pueden ser valores, materias primas, derivados o cualquier otra cosa. La información pública sobre investigaciones a menudo utiliza los términos moneda virtual o criptomonedas (como monedas virtuales convertibles, como bitcoin y monedas estables)”.

Entendiendo la mencionada definición de criptoactivos o criptomonedas en el ámbito del blanqueo de capitales, el Departamento de Tesoro fue enfático en recalcar:

  • Los casos son aún menos frecuentes que los que involucran a activos financieros tradicionales.
  • Reconoce un beneficio para los consumidores, tal y como reducir los tiempos y el coste para los usuarios al tratarse de transacciones peer to peer (P2P).
  • En el reporte de blanqueo de capitales también menciona una mayor transparencia que permiten estos servicios,ya que las transferencias P2P de activos virtuales pueden proporcionar una mayor transparencia de cierta información cuando ocurren en cadenas de bloques públicas, pues los investigadores pueden usar el software de análisis de cadenas de bloques para rastrear estas transacciones.

Asimismo, se debe recalcar que, a pesar de que los criptoactivos sí pueden ser utilizados para la financiación del terrorismo y actividades ilícitas, el mismo Departamento del Tesoro reconoce “el uso terrorista de activos virtuales parece seguir siendo limitado en comparación con otros productos o servicios financieros. Dado que, algunos grupos terroristas operan en jurisdicciones con una infraestructura financiera y de telecomunicaciones limitada, puede ser difícil convertir los activos virtuales en moneda fiduciaria”.

Como bien menciona el Departamento del Tesoro, de ahora en adelante y, conforme se incremente el uso de estos activos, resulta esencial un monitoreo constante y el cumplimiento de las políticas de blanqueo de capitales. En este mismo sentido, se debe mencionar que actualmente la financiación de las actividades ilícitas se podría presentar con el uso de billeteras o monederos no alojados por ninguna institución financiera o proveedor de servicios de criptoactivos (cold wallets), los cuales sí deben cumplir con las políticas y normativa vigente en blanqueo de capitales.

En suma, los informes emitidos por el Departamento del Tesoro indican que el impacto y la naturaleza de loscriptoactivos en actividades ilícitas es mucho menor del que aparentemente se viene informando por la prensa, así como por las instituciones gubernamentales.

María Jesús Picado
DPO&itlaw, S.L. (Integrado en Club Legal)